La cantante de música popular Paola Jara está feliz en su luna de miel con su ahora esposo Jessi Uribe, quien sí pasó por un mal momento que lo puso de malgenio.

La pareja de artistas se casaron por la iglesia católica el pasado sábado 14 de mayo, en un pueblo en Antioquia, cerca a Medellín.

La boda fue un evento al que asistieron solo los amigos más cercanos de Paola Jara y Jessi Uribe, además de su familia, por su puesto.

Al siguiente día, en el cumpleaños de la hermosa paisa, Paola Jara, emprendieron su viaje de luna de miel al Medio Oriente y desde el vuelo en adelante, los lujos ya eran evidentes.

Jessi Uribe y Paola Jara se fueron de luna de miel para Dubái, una de las ciudades más caras del mundo y, como era de esperarse, no escatimarían en gastos.

Los cantantes se hospedaron en el hotel Burj Al Arab, considerado el único hotel de 7 estrellas del mundo. Desde su construcción ha sido catalogado como el mejor hotel del planeta por muchos expertos  hoteleros.

Según la página oficial de este lujoso hotel, todas sus habitaciones son ‘suites’ y la más pequeña es de 175 metros cuadrados y la noche vale cinco millones de pesos, mientras que la más lujosa, para familias, cuesta más de 46 millones de pesos.

En sus historias de Instagram, la pareja ha compartido grandes momentos como paseos en yates, cenas en las alturas entre otras experiencias.

Pero Paola Jara compartió que no todo es perfecto, o por lo menos no para Jessi Uribe y así lo mostró la cantante en una de sus historias de Instagram al momento de desayunar.