La presentadora Laura Tobón y su esposo, el empresario Álvaro Rodríguez botaron la casa por la ventana en el bautizo de su hijo Lucca y en varios videos en redes sociales mostraron la ostentosidad de la celebración.

A pesar de que esta pareja, sus amigos y gran parte de su familia viven en Bogotá, la celebración católica y la fiesta se llevó a cabo en Cartagena.

Laura Tobón contrató a todo un equipo de realizadores audiovisuales para que tomaran fotos y videos de la magna celebración.

Aunque a juzgar por las etiquetas de muchas cosas de la fiesta, se podría determinar que algunas cosas no salieron del bolsillo de la pareja, pues podrían haber llegado a una negociación con marcas para que ella las publicara.

A diferencia de la fiesta, la misa se hizo con pocos invitados en una antigua iglesia de Cartagena en la que, a puerta cerrada, solo estuvieron los familiares más cercanos, los padrinos de Lucca y pocos familiares.

El lujoso bautizo que tuvo el hijo de Laura Tobón

En la ceremonia religiosa, la pareja mostró que también contaron con un coro especial en el que también cantó Nina Rodríguez, una de las mejores amigas de Laura y que amenizaron la misa, ritual en el que el pequeño Lucca se mostró muy feliz y juguetón.

Sobre la gran fiesta que ocurrió después de la misa, lo que vuelve a confirmar Laura Tobón es que es una mujer con estilo y de gustos elegantes, pues toda la decoración estuvo perfectamente seleccionada para dar esa impresión.

Los colores azul y blanco fueron los que predominaron en cada detalle y rincón del salón de eventos al que llegaron más amigos famosos y no famosos de Laura Tobón.

“Esto estuvo mejor que su matrimonio”, “yo no tengo esa plata ni para mi boda”, “yo me siento pobre solo de verlos”, fueron algunos de los comentarios que les hicieron a Laura Tobón y a Álvaro Rodríguez.