En redes sociales, los usuarios no salen del asombro al ver el comportamiento de una jueza de la república, quien olvidó que tenía la cámara encendida durante una audiencia y fue captada fumando y recostada sobre la cama semidesnuda.

El hecho se presentó en una audiencia virtual en Cúcuta, Norte de Santander y la jueza fue Vivian Polanía, quien ya se había vuelto viral en el pasado porque sube fotos sensuales en su cuenta de Instagram.

La jueza de Control de Garantías de Cúcuta, Vivian Polania está en el ojo del huracán, pues el video se filtró en redes sociales como Twitter y muchos alegan la falta de profesionalismo de la funcionaria de la rama judicial.

En el video que se filtró en redes se observa cómo es evidente que la jueza no se percató que tenía la cámara encendida, solo hasta que otro funcionario la alertó, diciéndole: “señora juez tiene la cámara prendida”.

Sin embargo, ya habían pasado unos cuantos segundos en los que la jueza se veía poco arreglada, fumando, mientras estaba recostada en la cama y con muy poca ropa, pues se le alcanza a ver a plenitud sus piernas.

La jueza, al darse cuenta que estaba siendo observada por todos los asistentes, apagó la cámara inmediatamente.

Cabe resaltar que el pasado 21 de febrero del año 2021 el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cúcuta había emitido la circular 002, en la que se recomienda, tanto a jueces de la República, como a los sujetos procesados, mantener las cámaras encendidas en todas las diligencias judiciales.

No es el primer escándalo de la jueza Polanía

El nombre de la jueza Vivian Polanía no es nuevo para los medios o algunos internautas, pues en el 2020 se hizo famosa porque se conoció que tiene un perfil en Instagram, en donde suele subir fotos orgullosa de su cuerpo, pues ama el crossfit.

Sin embargo, lo que generó controversia es que en muchas de esas imágenes, la funcionaria aparece con muy poca ropa y muchas de esas fotos tienen un tinte erótico.

En el 2020, tras el escándalo mediático, el Consejo Seccional de la Judicatura de Norte de Santander recordó, a través de un comunicado, que los funcionarios públicos debían “cuidar de que su presentación personal corresponda al decoro que debe caracterizar el ejercicio de su misión”.

La jueza ha manifestado en diferentes momentos que seguirá compartiendo sus gustos públicamente y que estos no representan un obstáculo con la funciones ligadas que tiene con la Rama Judicial.

Antes de juez, soy persona”, manifestó en su momento Vivian Polanía, de 42 años y quien es una abogada especializada en derecho constitucional con magíster en derechos humanos y la cual, según El Tiermpo, tiene a su cargo procesos de bandas criminales.