Una cámara de seguridad captó el momento en el que un hombre iba caminando con una pesa para luego caer y soltarla justo en la cara de otro sujeto que estaba recostado haciendo sus ejercicios.

El hecho ocurrió en un gimnasio en Australia y aunque el supuesto accidente ocurrió hace más de un año, solo hasta ahora se volvió viral el video, pues para muchos pareciera que no tropezó.

El hombre que dejó caer la pesa sobre el otro usuario de gimnasio se identificó como Shane William Ryan, de 33 años y se conoció que el peso que llevaba era de 20 kilos.

Ante las autoridades de ese país, Shane se defendió asegurando que había sido un accidente, luego de tropezar, pero luego de conocerse las imágenes del video de la cámara de seguridad, para algunos queda la duda si fue que simuló la caída.

El hombre que recibió el impacto de la pesa sufrió una fractura de cráneo, un corte en la ceja, hinchazón en la cara e impactos psicológicos “significativos y continuos”.

En el video se ve cómo el sujeto que recibió el golpe cae al suelo gravemente herido. Inmediatamente Ryan se aleja y lo deja solo por varios minutos agonizante y ensangrentado, pero lo hace para llamar a emergencias, según se conoció en su testimonio.

El hecho fue investigado y como se supo que eran amigos, el juez determinó que no había evidencia de una acción premeditada clara, pero eso sí, recibió una condena de 19 meses de cárcel; aunque después de 10 meses puede estar sujeto a libertad condicional.