‘Punto fijo’, como muchos de los televidentes de Guerreros conocen a Alba Prado, quiso compartir con sus seguidores la grata sorpresa que se llevó la noche del miércoles gracias a un exguerrero.

 

La integrante de las Cobras es una de las Guerreras que deja alma, vida y corazón en cada competencia en la que noche a noche se enfrenta en el reality del Canal 1.

 

Pero eso no impide que muchas noches tenga que hacer otras cosas, que no puede hacer durante el día, ya sea por su estricto entrenamiento o por su trabajo en Guerreros.

La pasada noche de miércoles, Alba llegó a su apartamento, uno nuevo, ya que confesó que se volvió a mudar, para seguir con las tareas de la mudanza.

 

Sin embargo, esas tareas de mudanza se vieron interrumpidas por la visita sorpresa del exguerrero Arturo Sierra con quien logró una gran amistad.

 

A pesar de que por un tiempo se rumoró que entre Alba y Arturo había una relación amorosa, lo cierto es que construyeron algo mejor, una amistad que podría durar toda la vida.

A través de sus redes sociales, en varias ocasiones han compartido lo unidos que son y el apoyo que se manifiestan del uno al otro.

 

La sorpresa que se llevó Alba  fue la visita relámpago de su amigo del alma, quien además de traerle un regalo muy especial, vino para compartirle en persona más detalles de su nuevo destino como torero.

 

Suscríbete a nuestro Canal de YouTube