El cantante puertorriqueño Bad Bunny visitó a Colombia este fin de semana y su primera parada fue en Medellín, ciudad en la que decidió irse de fiesta a una exlusiva discoteca en un rumbón que terminó hasta la madrugada.

El cantante más importante del género urbano latino en el mundo Bad Bunny trajo su espectacular show a Colombia, un evento que dejó a miles de fanáticos emocionados con su presentación.

Aunque en Bogotá, el concierto estuvo marcado por el caos y los desmanes, debido a la mala organización, parece que en Medellín las cosas salieron mejor de lo que se esperaba.

Benito Martínez, como es el verdadero nombre de Bad Bunny quizo vivir de nuevo la experiencia de rumba por Medellín y es que luego de terminar su concierto, el artista no se fue a descansar, sino que se fue con el cantante ‘Mora’ y otros amigos de rumba.

El reguetonero terminó de fiesta en Perro Negro, un exclusivo lugar en Provenza, donde el conejo malo se habría infiltrado para disfrutar de la vida nocturna de Medellín, después de su concierto en el Atanasio Girardot.

El cantante fue captado por cientos de cámaras que lo rodearon a las afueras del lugar, en donde hasta se dio un pico con una de sus fans.

Sin embargo, ya adentro del lugar, los asistentes tenían prohibido grabar y tomar fotos sobre cómo era la rumba privada de Bad Bunny.

Pese a estas advertencias, un hombre se volvió viral, pues publicó un hilo en Twitter en el que relató cómo terminó rumbeando con Bad Bunny con fotos y videos.

David Sánchez es el hombre que se considera un afortunado, pues aseguró en su hilo que, a pesar de no haber estado en la lista VIP, terminó enfiestado con el boricua y sus amigos.

En su relató, el hombre dijo que no fue al concierto de Bad Bunny porque por despecho había vendido la boleta; sin embargo, el destino le jugó una mejor pasada.

“Yo empecé a grabar sornero (pa los que no entiendan, bajo perfil) pa que la gente no se diera cuenta. Inserto video que está rondando por ahí que fue grabado por mi y que pasé por AirDrop a varia gente”