Tras una investigación, varias multinacionales deberán retirar del mercado marchas de champú, porque se comprobó que tienen componentes cancerígenos.

Esta semana, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) hizo público el comunicado.

De acuerdo con el comunicado oficial de FDA, las marcas de champú no son aptas, debido a la posible presencia de benceno, una sustancia química que puede causar cáncer.

Unilever ya retiró del mercado retiró del mercado los champús secos en aerosol de Dove Dry Shampoo Volume and Fullness, Dove Dry Shampoo Fresh Coconut, Nexxus Dry Shampoo Refreshing Mist y Suave Professionals Dry Shampoo Refresh and Revive. 

El benceno es un carcinógeno humano y la exposición a este puede darse por inhalación o vía oral a través de la piel. Asimismo, puede generar cánceres como leucemia, según informó la FDA en el aviso de retiro.

No se espera que la exposición diaria al benceno en los productos retirados a los niveles detectados en las pruebas cause consecuencias adversas para la salud. Unilever U.S. está retirando estos productos por precaución”, sentenció la FDA.

Los consumidores deben dejar de usar los productos de champú seco en aerosol afectados y visitar UnileverRecall.com para obtener instrucciones sobre cómo recibir el reembolso de los productos elegibles, dijo la FDA.

Esta situación fue similar al año pasado cuando Procter & Gamble retiró del mercado más de 30 productos para el cuidado del cabello en aerosol, incluidos muchos champús secos y acondicionadores secos.

P&G también emitió el año pasado un retiro similar de más de una docena de desodorantes en aerosol de las marcas Old Spice y Secret, advirtiendo que los productos también podrían contener benceno.