Marvel tiene acostumbrados a sus fieles seguidores a que, en cada película, al finalizar, hay una o dos escenas post-créditos y, aunque esta nueva película de ‘The Batman’ no hace parte de esta franquicia, sí tuvo algo muy perturbador cuando se acabó el film.

Tranquilo, no habrá spoilers en esta nota.

Una nueva película sobre el superhéroe (humano) en un traje negro inspirado en el murciélago llegó por fin a las salas de cine de nuestro país y la crítica en todo el mundo ha sido bastante buena.

Esta cinta ‘The Batman’ se sale de los estereotipos de las que ya hemos visto en el pasado.Aquí Bruce Wayne, representado por el actor Robert Pattinson, es el más mortal que se ha presentado en el séptimo arte en los últimos tiempos.

Acá hay un Batman que sufre como cualquiera y que hace la labor más de un detective justiciero, que de un hombre magnate lleno de gadgets y luchando contra alienígenas.

En esta cinta nos presentan dos famosos villanos del comic, el Pingüino interpretado por Collin Farrel y Acertijo, caracterizado por Edward Nashton, que para esta ocasión será quien mantendrá la tensión en toda la película.

Luego de casi tres horas de duración de la cinta, muchos dirán: “esta película no es de Marvel, entonces acá terminó todo”, pero no, en ‘The Batman’ hay algo muy interesante al acabar con los créditos.

Escena, como tal no es y bueno eso también lo hace muy diferente a lo que ya se hace en la otra franquicia, sino que acá jugaron con la misma temática de la película para comunicar algo muy importante.

Al terminar los créditos, en el proyector aparece un destello que se asemeja a un error de la pantalla, para luego, en segundos, mostrar una dirección web: Ratalada.com.

La página de este villano está en internet y al mejor estilo del Acertijo, te sale un mensaje  con un código como en la cinta que dice: ‘It’s Not Over Yet’ (Aún no ha acabado).

En la imagen en rojo, lleno de símbolos, ha generado fascinación para los más geeks y algunos aseguran que el mensaje completo es:

“Crees que estoy acabado, pero quizás no sepas toda la verdad. Cada final es un nuevo comienzo. Algo se acerca”