En el mundo hay fetiches muy raros y lo mejor es que hay mujeres que le sacan mucho provecho a estos, como lo hace la modelo webcam Stephanie Matto, quien gana mucho dinero por, léase bien vender sus pedos.

No, no es broma o ‘fake news’, esta mujer de 31 años, que cada vez gana más fama en redes sociales como Tik Tok enfrasca sus flatulencias en recipientes de cristal y la vende en miles de dólares.

Según Stephanie Matto, durante una semana llegó a ganar hasta $200.000 dólares por sus tarros aromáticos. La historia acumuló más de seis millones de vistas en TikTok.

Esta mujer logra su inusual venta a personas que tienen fetiches con eso olores y lo hace a través de la plataforma Unfiltrd y según reveló en sus redes, al principio lo hizo como broma, pero jamás pensó que se iban a vender.

“Cuando los puse a la venta esperé ansiosamente a ver si se vendían uno o dos. En mi mente, era realmente una broma. Pero para mi sorpresa… se vendió todo. Creo que fue entonces cuando me di cuenta de que estaba literalmente sentada sobre una mina de oro”, dice Matto en exclusiva para El Planteo.

No todo fue bueno

La modelo Stephanie Matto al ver que su negocio se estaba volviendo cada vez más lucrativo, cambió su dieta drásticamente para generar más pedos y poder vender con más frecuencia.

Esta mujer empezó a consumir muchos alimentos altos en fibra, carbohidratos y proteínas para poder tener más flatulencias, pero su cuerpo le pasó factura y tuvo que asistir al hospital.

Según su relato, Matto llegó al hospital con dificultades para respirar y con la sensación de estar sufriendo infarto.

Pero, en lugar de abandonar el negocio, Matto le dijo a Businees Insider que decidió pasar a vender sus pedos como tokens no fungibles y para el caso de ella NFTS.

De acuerdo con este medio económico: “un artista digital se acercó a ella y le sugirió que hicieran una colección de obras de arte únicas, basadas en sus pedos embotellados, para venderlas como NFT. Un NFT, o token no fungible, es un identificador único que puede asignar y probar criptográficamente la propiedad de bienes digitales”.

Algunos de los NFT vienen con obsequios canjeables, que incluyen lencería firmada y frascos de pedos físicos “muy raros”.