En redes sociales se viralizó un video en el que se observa a médicos y enfermeros reír a carcajadas mientras intentaban reanimar a un paciente que desafortunadamente murió.

El video ha escandalizado a miles de usuarios en Twitter, pues para muchos, si bien ellos también son humanos y tienen derecho a reír, lo que genera desconcierto es que lo hayan hecho frente a un caso de vida y muerte.

En el clip, que fue grabado por un testigo del momento, se ve cómo el personal médico en la sala de emergencias se ríe, aplaude y hasta hace bromas mientras hay un procedimiento de reanimación.

El polémico video fue grabado en el Hospital Perrando, de Chaco en Argentina, según lo conoció el medio argentino El Clarín.

En el video puede observarse a la médica Adriana Perroni realizándole técnicas de RCP y es filmada, supuestamente, por una enfermera mientras se oyen risas y expresiones como “arriba, abajo” o “los brazos más firmes doctora”

Según este medio, que conoció toda la historia, el paciente al que reanimaban tenía 76 años, era oriundo del Impenetrable y había aparecido con un golpe severo en la cabeza por un accidente en la vía pública en la localidad de Miraflores en los primeros días de septiembre.

Se tomaron medidas contra el personal médico

“Tres enfermeros y una médica fueron suspendidos de manera preventiva. Además, se iniciaron los respectivos sumarios”, explicó al Clarín el Subsecretario de Salud de Chaco, Carlos Fernández.

Según conocieron los medios argentinos el video fue grabado el pasado 4 de septiembre, día en el que el paciente tuvo un paro porque también tenía una lesión en un pulmón y aunque intentaron salvarlo, el señor murió.

La directora del Hospital Perrando, Nancy Trejo, confirmó a Diario Chaco que los que participaron del video fueron despedidos y aseguró: “Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero se están tomando las medidas pertinentes, correspondientes y necesarias, ante este hecho lamentable”.

Aunque en redes también hubo usuarios que defendieron al personal médico, diciendo que de igual manera estaban haciendo su trabajo, la directora Trejo también explicó porqué los despidieron.

“En la ética médica y en la normativa vigente se contemplan estos derechos: asistencia, trato digno y respetuoso, intimidad y confidencialidad“, explicó Trejo.