El rapero Kanye West no ha parado de ser noticia y tendencia en redes sociales, luego de que anunciara que se postularía a la presidencia de Estados Unidos, algo que parece no apoyar su esposa, Kim Kardashian.

West, de 43 años, no ha ganado votantes, pero sí ha generado polémica, luego de la entrevista a la revista Forbes, en la que aseguró que desconfía de una vacuna contra el coronavirus, que quiere gobernar con un modelo basado en la ciudad ficticia de Marvel Wakanda y que nunca ha votado en su vida.

En su primer mitin electoral, el artista apareció con un chaleco antibalas y afirmó que casi «mató» a su primogénita North West porque consideró en pedirle a Kim que abortara a su hija mayor.

Publicidad

El pasado martes Kanye revolucionó las redes sociales al publicar una serie de tuits, que borró al poco tiempo, en los que acusó a su esposa, Kim Kardashian, de ser una «supremacista blanca» y que pretendía ingresarlo en un centro de salud mental, sin su consentimiento.

Kim Kardashian, de 39 años, rompió su silencio y en varias historias de Instagram, la empresaria se refirió al desorden mental que padece el rapero.

“Es una persona brillante pero complicada que, además de las presiones de ser un artista y un hombre negro, experimentó la dolorosa pérdida de su madre, y tiene que lidiar con la presión y el aislamiento que aumentó su trastorno bipolar”, dijo Kim.

En la extensa declaración, la ‘socialité’ aseguró: Nunca he hablado públicamente de cómo esto nos ha afectado en casa porque soy muy protectora de mis hijos y por respeto a la privacidad de Kanye, cuando se trata de su salud. Pero hoy siento que debería comentarlo debido al estigma y las concepciones erróneas que hay sobre la salud mental».

Contrario a lo que muchos creían, las declaraciones de la empresaria no fueron para hundirlo más, sino que buscaba explicar que nadie con este tipo de desordenes mentales debería ser menospreciado.

Vivir con un desorden bipolar no disminuye o invalida sus sueños o sus ideas creativas, sin importar cuan grandes o inalcanzables puedan parecer para algunos. Eso es parte de su genio y como todos hemos sido testigos, varios de sus grandes sueños se han vuelto realidad”, explicó Kardashian.

De acuerdo con medios internacionales, West ha dicho, anteriormente, que no toma regularmente medicamentos para su afección. Su esposa pareció abordar que ella está de alguna forma impotente en ayudar a su esposo a buscar ayuda sin que él acepte buscarla él mismo.