Cuando uno veía en películas o series alguna representación de un circo de fenómenos, era bastante usual que presentarán a una mujer con barba como parte del show. Pero, hoy, en pleno siglo XXI, existen mujeres que no se esconden y que se sienten orgullosas de sus vellos faciales como esta cantante con barba.

Una de ellas es la artista afrochilena, Luta Cruz, quien además de ser cantante, compositora es también activista por los derechos de la mujer y de los negros.

Luta Cruz se ha dado a conocer en otros países, más que por su talento en la música, es por su valentía de contradecir los estereotipos de belleza impuestos para las mujeres.

Si bien, muchas mujeres han emprendido su lucha contra estos estándares bajo sus propias reglas y algunas de ellas también le dijeron no a la depilación,  la cantante Luta fue más allá, pues ella considera que su barba es parte de sí misma y la aprecia.

En una entrevista para Afromeninas, la cantante reveló que en una ocasión cuando empezó a notar vellos suaves en su rostro, su mamá la llevó donde una vecina y allá le depilaron gran parte del rostro, con cera.

“Me depilo toda la cara con cera y recuerdo que fue la situación más dolorosa que viví. Se me hinchó la cara, se me afiebró y empecé a preguntarme por qué tengo que someterme a esto todos los meses”, recordó Luta Cruz en esa entrevista.

La práctica de depilarse fue todo un martirio para ella y a sus novios, no les permitía que le tocarán la cara.

En otro reportaje para BBC News Mundo, la cantante reconoció que en el pasado se sometió a muchos tratamientos, entre esos el láser, pero que los vellos volvían a aparecer.

Sin embargo, esto cambió con la pandemia, pues después de mucho tiempo decidió dejar de depilarse y según sus palabras “ha sido maravilloso”.

“Desde entonces muestro que las mujeres barbudas, no solo somos mujeres peludas, sino que también somos mujeres valientes porque hemos pasado toda la vida a escuchar a otro opinar sobre nuestro cuerpo, a médicos decirnos que estamos enfermas solo porque no salimos de sus estándares”, dijo Luta para ese medio.

Pero esta mujer no solo defiende a las mujeres que no son lo que la sociedad espera de sus cuerpos, sino de muchas otras casusas.

“Hoy en día me he salido de todas las colectivas antirracistas en las que participé y estoy haciendo activismo de forma independiente, porque considero que las trabajadoras de la calle, las comerciantes ambulantes, las trabajadora sexuales, las trabajadoras de aseo a puertas adentro, las que venden alimentos en las ferias, están olvidadas, incluso por el activismo”, dijo para Afromeninas.