Carolina Cruz regresó de sus cortas vacaciones en Estados Unidos y todo porque este lunes se llevó a cabo una fecha importante que la reunió públicamente con Lincoln Palomeque.

La presentadora y empresaria se mostró muy feliz en su más reciente viaje familiar, en donde llevó a sus dos hijos a los parques de Disney en Orlando.

Un viaje, en el cual, ella misma confesó que se enfrentó a varios retos ahora que no tiene a su lado al actor Lincoln Palomeque de quien se separó hace varios meses.

Pero también hubo espacio para disfrutar del sol, pues en sus historias de Instagram también compartió cómo le quedaron sus nalgas luego de su nuevo bronceado.

Tras su separación con el actor, Carolina Cruz se ha mostrado enfocada en su sanación espiritual y emocional, tal y como lo ha compartido en Instagram.

La relación con su expareja parece marchar bien y es que hace un tiempo dejó ver que estuvieron juntos en Cartagena y que compartieron algunos momentos junto a sus hijos.

Pero tal vez el encuentro más importante que han tenido desde su separación se dio este lunes 8 de agosto, justo al regreso de su viaje.

Carolina les confesó a sus millones de seguidores que sentía guayabo y todo porque se iba a separar de su hijo Matías.

Como muchas madres y padres al pequeño hijo de esta pareja de famosos le llegó el día de entrar al colegio y justo este lunes ingresó por primera a un plantel educativo.

Es verdad que uno tiene más tiempo para uno, pero tengo guayabo emocional porque yo soy una mamá muy presente. Tengo más guayabo que él. ¡Te amo, hijo hermoso!” dijo Carolina Cruz en sus historias antes de bajarse de su camioneta.

Luego de hacer esa confesión, la presentadora también compartió que al ingreso del colegio, Matías no solo contó con el apoyo de ella, sino que estaban sus dos papás.

La vallecaucana mostró que Lincoln Palomeque los acompañó y fue quien entregó a su hijo mayor a la mujer del colegio que estaba encargada de la bienvenida al colegio.