Llegó El Sultán, atrapó a miles de televidentes y cada vez sorprende más a quienes se conectan con esta gran teleserie turca. Por eso, en Canal 1 nos pusimos en la tarea de averiguar ciertas costumbres turcas que seguramente no conocías y tienen una explicación histórica.

El Harén: en El Sultán el caso más reluciente es el de tener múltiples esposas

Es conocido como harén, un claro ejemplo de poligamia, en donde muchas mujeres eran esposas legales y los sultanes podrían llegar a tener hasta 1.500 esposas.

Todas las mujeres tenían labores asignadas, pero cuando el sultán va a elegir una para practicar sexo, se volvía una competencia ardua en la que todas intentaban destacarse en baile, canto y movimientos eróticos para ser la elegida.

 

Te recomendamos: Las 5 razones por las que no te puedes perder “El Sultán”

Cabe destacar también que las mujeres del harén otomano eran extranjeras que llevaban de manera forzada, pues una musulmana no podía ser esclava.

Las mujeres, empoderadas

Otras de las costumbres que eran específicas del Imperio Otomano era darle cierto poder a las mujeres, aunque eran significativamente menos importantes que los hombres.

Según la docente Fatma Ahsen Turan del Departamento de Filología Turca de la Facultad de Letras de la Universidad Gazi en Ankara, con doctorado en historia otomana, “la mujer desempeñaba un papel activo en la sociedad otomana”.

Puedes ver:

https://canal1.com.co/entretenimiento/verdadera-historia-el-sultan-imperio-otomano-haren-soliman/

Por ejemplo, las mujeres podían enviar cartas de queja a los sultanes. Incluso, les permitían tener bienes muebles e inmuebles para comercializar, lo que evidenciaba que eran un poco más libres que las europeas.

En algunos países es común escuchar una expresión que dice

“Es como una mujer otomana”

Esto demuestra que las mujeres en Turquía eran fuertes, determinadas, luchadoras y con voluntad.

 

Costumbres en otras producciones turcas del Canal 1

Si fuiste un fanático de ‘La Señora Fazilet’, sabrás que en una semana ocurrió un matrimonio y un entierro en la misma familia, algo que dejó sorprendidos a muchos televidentes.

Sin embargo, también llamó la atención la serie de ritos y costumbres que se vieron en los capítulos recientes y que cambian mucho con respecto a la cultura occidental.

Te puede interesar: Lo que no conocías de los protagonistas de “La Señora Fazilet y sus hijas”

Por un lado, quedó en evidencia que en el matrimonio, primero se firman los documentos en una ceremonia privada con abogados, en donde se autentican los acuerdos económicos acordados entre familias.

Los turcos nunca se casan en una iglesia o mezquita, pues es un lugar sagrado que sólo puede ser usado para oración. Sin embargo, las novias sí se visten de blanco y usan joyas y dinero que fue regalado por los familiares o invitados.

Puedes revivir: La verdadera Hazan Çamkıran de la Señora Fazilet y Sus Hijas

Posteriormente, se organiza una fiesta en la que invitan a la familia y amigos. Cabe destacar que, tras el matrimonio, la mujer pierde el apellido.

En el caso de los funerales, también hay varios cambios con respecto a las tradiciones occidentales.

 

Por ejemplo, todos los miembros de la familia del fallecido se ponen una fotografía del difunto como prendedor en el lado derecho del traje, cerca al corazón.

Y es que los funerales también son muy importantes a la hora de mostrar sus costumbres.

Al difunto se le entierra y se le pone una lápida, pero no se dejan flores sobre su cuerpo ni piedras, como sucede con los funerales de los católicos o judíos.