El recién llegado a las Cobras, Ricki Álvarez tiene mucho que celebrar por estos días. Retomó su trabajo en Guerreros, su equipo va ganando y la salud de hermana y papá está cada vez mejor.

Para nadie es un secreto que Ricki pasó por uno de los peores momentos de su vida en este año, razones que lo llevaron a renunciar a Guerreros y dedicarse a lo más importante que tiene: su familia.

A principios de mayo el barranquillero decidió retirarse de la competencia para acompañar a su hermana, la modelo y presentadora Daniella Álvarez a recuperarse de las variadas cirugías a las que se tuvo que someter.

Mira también: El envidiable viaje de Ricki junto a cuatro mujeres y su supuesta nueva pareja

Ricki estuvo en todo momento al lado de su hermana, ayudándola en su recuperación, tras la pérdida de una de sus piernas, pero sobre todo siendo su bastón de apoyo moral y sentimental.

Una situación que unió mucho más a la familia de Ricki y así lo compartió él en sus redes sociales, en donde se veía que todos estaban más unidos que nunca.

Publicidad

El susto del papá de Ricki

Pero mientras su hermana, Daniella Álvarez se recuperaba y se mostraba más fuerte en redes sociales, Ricki y su familia recibieron otro gran golpe de salud, en otro importante integrante de la familia, su papá.

El señor Gustavo Álvarez estuvo contagiado por Covid-19 y así lo dijo la misma modelo y presentadora el pasado octubre, luego de dos meses de recuperación de la enfermedad.

Por fortuna, el papá de Ricki y Daniella se encuentra recuperado, pero lo que pocos supieron y que ahora lo reveló el integrante de las Cobras es que el señor Gustavo estuvo muy grave de salud.

Este fin de semana, Ricki Álvarez se fue de paseo con su familia para Santa Marta y en uno de los videos que compartió en sus historias de Instagram habló de la lucha de su padre.

En el corto video, el participante de Guerreros aseguró que su papá es un sobreviviente y que pasó 40 días en UCI por Covid-19.

Ricki Álvarez y su papá

 

Suscríbete a nuestro Canal de YouTube