Una joven se volvió viral en TikTok, luego de revelar la curiosa y hasta ingeniosa forma para evitar que un ladrón le robara su celular.

La inseguridad en Bogotá sigue disparada y muchos ciudadanos no hayan qué hacer para no ser más víctimas de los ladrones.

Aunque muchos han optado por tomar la justicia por su cuenta, otros simplemente se van por mostrar su lado amable o ‘parlero’ para salir bien librados de los rateros.

Tal es el caso de la joven que se hace llamar Manu Sarmi en Tik Tok y quien ya cuenta con más de 140 mil seguidores, comunidad que ha construido por revelar las ocurrencias que tiene y parte de su vida.

Una de esas historias que impactó a muchos fue cuando la joven reveló que evito ser atracada en la 85 con autopista, al norte de Bogotá y todo por la forma en la que le habló al ladrón.

Un hombre, quien en cuestión de segundos le agarró del brazo y con la otra mano le puso un cuchillo en su abdomen, según la joven, del tamaño de su brazo.

Sin embargo, en ese momento y dicho por ella misma, no pensó en recibir una puñalada en su páncreas o estómago, sino que hace tres meses también la habían robado su celular y este era prácticamente nuevo, por lo que no quería perderlo.

La joven, sin pensarlo dos veces cambió su forma de hablar y decidió dialogar con el ladrón con un lenguaje  ‘ñero’, con el fin de generar un acercamiento con él. 

Esta chica le dijo al ladrón que hace tres semanas también la habían robado. “Le doy lo que quiere, pero no me toque el bicho y el man, no que pasé el bicho, que se va a hacer chuzar y yo mar%c$ le juro que no le estoy diciendo mentiras”, dijo Manu.

El ladrón al ver que la joven era, en teoría de los suyos, se apiadó y en cambio del celular, le pidió lo demás. La chica, no contenta con salvar su celular, también le dijo que no le quitara los papeles y que solo se llevara la plata, a lo que el victimario accedió.

No obstante, el final del relato de la chica fue algo inesperado y generó risas, pues la chica aseguró que como vio que “el man era un querido”, le avisó al ladrón que se le había caído uno de los billetes al suelo.