El presentador paisa Iván Lalinde habló, por primera vez, de un pasado oscuro del que muchos rumoraban y del que hasta en la actualidad él no se había querido pronunciar y era el del maltrato a sus empleados.

Iván Lalinde es uno de los presentadores más reconocidos de la televisión colombiana. En su larga carrera por la televisión ha pasado desde presentar noticias de entretenimiento, ser conductor de magazines, hasta ser la cara de un noticiero serio.

El carisma de Iván le ha garantizado estar vigente en los tres canales de televisión en Colombia participando en diferentes proyectos, en los que no solo ha estado frente a las cámaras, sino que también detrás de ellas como cabeza creativa.

Hace un tiempo, el comunicador estuvo en el ojo del huracán porque un antiguo empleado se atrevió a hablar de lo que no veían los televidentes y seguidores de Iván, pues aseguró que el presentador era grosero y no trataba bien a sus subalternos.

En ese momento, Iván prefirió callar, así como muchos de sus empleadores y colegas, por lo que muchos televidentes se quedaron con la duda si era cierto o solo se trataba de un caso aislado.

Iván Lalinde confiesa su pasado como “fosforito”

En una reciente entrevista que le concedió a su compañera Laura Acuña, Iván Lalinde hizo varias revelaciones sobre su vida laboral, de las cuales muy pocos sabían.

Iván suele ser muy reservado sobre varios aspectos de su vida, como su relación amorosa, de la cual solo se sabe que llevan 17 años, así como tampoco había hablado de sus fracasos y errores.

En el programa para YouTube que tiene Laura Acuña, Iván Lalinde, además de revelar la depresión que le dio por un proyecto fallido que tuvo, también se sinceró sobre su pasado como él mismo lo dice de “fosforito”.

La confesión la hizo Iván, luego de que Laura Acuña confesará que por una broma que le salió cara, ella habría aprendido su lección y en ese momento, su compañera Cristina Estupiñán afirmó que otro de los que había aprendido era Iván, pues reveló que varios compañeros de ella se habían quejado del paisa.

“Uno debe ser cuidadoso con el lenguaje, yo sí que lo aprendí”, dijo Iván para luego ser interrumpido por Cristina, quien increpó diciéndole que él también era “fosforito y que sus compañeras sufrieron con él.

El presentador lo reconoció y hasta dijo que creía que había mandado a psicólogo a más de uno.

“A mí Paola Ovalle a veces me recuerda cosas que yo le decía y yo era como, ‘ay no Pao, yo nunca te dije eso’ y ella ‘sí, claro gordo que me dijiste’, a lo que yo decía, yo era una rata”, confesó Iván.


En su relato, Iván Lalinde asegura que fueron cosas de su pasado y que con el tiempo ha cambiado, que ahora cuida sus palabras y que respeta a todo el mundo.