Este jueves 7 de julio, el dólar en Colombia abrió en 4.335,05 pesos y hacia las 8:30 a.m., se negociaba en promedio a 4.329 pesos.

La divisa ha tenido varias subidas amplias y precios históricos, un fenómeno que no solo ocurrió en Colombia, sino que también en varios países de la región y de Europa.

De acuerdo con varios expertos, la subida mundial del dólar se debe a que hay cada vez más temor dentro de los mercados a que estalle una recesión global en el segundo semestre de 2022.

Muchos inversionistas se pasan al dólar, liquidan las posiciones que tienen en activos de riesgo, como aquellos que están ligados a economías emergentes, y buscan el dólar como un refugio ante esa incertidumbre.

Esto afecta la inflación porque cuando el dólar sube, las importaciones se vuelven más caras, no solo para los hogares sino también para las empresas. Esto hace que la inflación tienda a subir, por eso, hay varios gastos que no deberías hacer en estos momentos.

Sin embargo, no todo es malo, ya que, aunque hay desventajas y riesgos a futuro, también hay personas y sectores que se benefician y son los siguientes:

  • Los que Invierten y ganan en dólares

Si compraste dólares cuando estaba más barato, digamos un ejemplo, tienes ahorros en dólares de hace tres o dos años, este es el momento de invertirlos o intercambiarlos.

Hay que comprar barato y vender cuando la cotización está alta. Se puede aprovechar la coyuntura actual para sacar rentabilidad de sus ahorros en dólares, eso sí siguiendo cuidadosamente su tasa de cambio.

  • El Turismo

Con un dólar que les alcanza para más cosas, muchos extranjeros ven a Colombia como un mejor atractivo. Esto beneficia a los hoteles, restaurantes, empresas de turismo, etc. Que reciben más visitantes.

Por otro lado, como los viajes al extranjero se vuelven más costosos muchos colombianos optan por destinos nacionales para sus vacaciones.

  • Las exportaciones

Los más beneficiados son las empresas y las personas jurídicas que exportan sus productos ya que pueden obtener una mayor rentabilidad.  Los que más se benefician son los que no están amparados por ventas a futuro sino lo que hacen sus operaciones inmediatamente y aprovechan la coyuntura.

  • Algunas empresas locales

Las empresas nacionales (manufactura, agricultura, servicios) pueden aprovechar la oportunidad de ser más competitivas frente a competidores dolarizados porque los costos de producción en pesos se pueden cubrir con menos dólares.

  • Desempleados

Si se generan más exportaciones, más empleos y, por ende, aumentan los ingresos para las familias.

La devaluación puede estimular la generación de empleo en las industrias exportadoras de bienes y servicios, porque los ingresos con un dólar alto permiten pagar más salarios en pesos. Estas empresas se vuelven más competitivas.