Iniciando julio, el precio del dólar marcó su máximo histórico en Colombia. El martes 5 se ubicó en 4.259 pesos, en una jornada marcada por la volatilidad en el mercado financiero.

Esto no solo pasa en Colombia, en el mundo hay cada vez más temor dentro de los mercados de que estalle una recesión global en el segundo semestre de 2022.

Esta situación provoca que los inversionistas compren dólares (y activos en esta moneda) como medida de refugio. Lo que fortalece la divisa estadounidense frente a las demás monedas, sobre todo la de economías emergentes como la colombiana.

En lo que no deberías gastar con el dólar caro en Colombia

  • Compras en el extranjero con tarjetas de crédito

Endeudarte en dólares sería una decisión muy riesgosa para tu bolsillo. No es el momento de dejarte de llevar por las compras online generalmente de tecnología. Eso significa no solo un mayor costo, sino un mayor interés.

  • Comprar carro y autopartes

Si deseas comprar carro, primero revisa el aumento que han tenido o si los precios se mantienen. Cuando piensas en uno nuevo ten en cuenta que son productos importados. En este momento se están vendiendo con el stock o el inventario de unos meses atrás, antes de treparse el dólar.

Visita diferentes concesionarios, algunos congelan sus precios, consulta ofertas y formas de pago y compara. Podría ser que la mejor opción sea comprarlo usado o sino espera.

  • Alternar el consumo de ciertos productos

Revisa en el supermercado qué productos son importados, estos tendrán un precio más elevado, por lo que lo ideal sería revisar y comparar con sus iguales en producción nacional.

Ten en cuenta que productos como el pollo y el huevo se producen en Colombia, pero las materias primas para alimentar las aves son en su mayoría importadas.

Aún existe en tiendas un inventario de productos con el precio anterior, pero si empiezan a subir, lo mejor es que sustituyas estos alimentos por otro tipo.

Esto mismo puede pasar con otros productos necesarios como la ropa.

  • Viajar en dólares

Probablemente pienses es que es justo y necesario tomarse un descanso y claro que lo mereces, pero evalúa si al país que vas, la moneda que se maneja es el dólar.

Analiza también que algunas aerolíneas y hoteles ofrecen la opción de pagar en distintas monedas. Sin embargo, los impuestos y otros cargos adicionales se calculan en dólares para viajes internacionales.

Podrías esperar que se atenúe el impacto del dólar y cuando esté barato ahí si comprar para hacer ese viaje internacional, mientras tanto disfruta los destinos que tiene Colombia.