La empresaria y creadora de contenido para redes Epa Colombia vivió un momento bastante incómodo con un habitante de la calle mientras ella entregaba ayudas en una zona de pobreza en Bogotá.

Epa Colombia reapareció en sus redes sociales para presumir algo por lo que siempre le han aplaudido y es su ayuda con los más necesitados.

No es la primera vez que la joven empresaria publica videos en los que muestra que comparte sus millonarios ingresos apoyando causas.

Esta vez, Daneidy Barrera se fue con su equipo de seguridad y producción al centro de Bogotá, una zona conocida como ‘ El San Ber’, en donde abunda la pobreza.

Allí, la polémica empresaria de keratinas llegó con un carro lleno de tamales y jugos para repartirlos entre los habitantes de la calle.

Epa se mostró muy cercana con cada uno de ellos, se tomaba fotos, les preguntaba por sus vidas y también los abrazaba.

Sin embargo, hubo un momento que incómodo bastante a Epa Colombia, pero que igual lo compartió en sus historias de Instagram.

En un momento, un habitante de la calle se le acercó para abrazarla y agradecerle por la comida, pero de un momento a otro, el hombre sacó un tarro, de lo que parece ser el pegante ‘boxer’ para inhalarlo.

Al sujeto no le importó que lo estaban grabando o que la joven ‘influencer’ estaba a su lado en un gesto amable y de igual manera lo hizo.

Epa lo alejó con su brazo y le manifestó que no era la idea. “Uy, no. Mi hermano, así no. Uy no, cucho. No, no, no, no. No, mi papá, era sin eso, mi hermano. No, no”, dijo la joven.

Varios testigos del momento, incluso otros indigentes, le reclamaron al hombre por haberse sobrepasado con Epa Colombia.