Durante el último año, un exintegrante de Guerreros ha sorprendido a sus seguidores tras someterse a un radical cambio de look.

 

Luego de hacer parte de varias temporadas y convertirse en uno de los personajes más queridos del programa, Arturo Sierra decidió emprender un nuevo camino en su vida y dedicarse de lleno a su gran pasión.

 

A pesar de las críticas, el cartagenero siguió con su profesión de torero y decidió hacer varios cambios físicos para tener un mejor rendimiento.

Por este motivo, Arturo rebajó varios kilos, se dejó crecer el pelo y rasuró la barba que, generalmente, tenía en Guerreros.

Además, el hombre que se encuenta en España, dejó crecer sus patillas y ahora luce como todo un torero español.