La extravagante empresaria Yina Calderón pasó un gran susto este fin de semana con las autoridades colombianas y aseguró que tuvo miedo de ir a la cárcel.

La influenciadora es conocida por sus polémicas ‘putifiestas’, las cuales transmite en vivo por Instagram y a las que se conectan más de 100 mil personas.

En esos eventos, la joven tiene todo planeado junto a sus amigos y familiares para ofrecerles todo un show a sus fieles seguidores y así monetizar con marcas.

Yina es constantemente criticada en redes sociales por no dar ejemplo a sus seguidores, por su comportamiento excesivo y hasta por su vocabulario.

Sin embargo, este fin de semana parece que las cosas sí se salieron de control, al punto que tuvo que enfrentarse con la policía, luego de que le inmovilizaran su camioneta muy cerca a Pereira.

Publicidad

Las fotos se viralizaron en redes sociales, pero ella no quiso contar en ese momento qué había pasado.

La camioneta de Calderón inmovilizada debido a que estaba violando el confinamiento y no cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Incumplimiento decreto 990 Aislamiento Preventivo Obligatorio. Presenta un certificado de permiso de la Secretaria de Gobierno Risaralda y al verificar la Secretaría informa no haberlo expedido”, escribieron en el comparendo.

De acuerdo con las observaciones del comparendo, Yina estaría viajando con un permiso falso.

Yina decidió romper su silencio, luego de ver que el tema ya se había filtrado en redes y en medio de lágrimas y, al parecer pasada de tragos, le pidió disculpas a la policía y a sus seguidores.

En un Instagram Live, Yina aseguró que entendía que la policía estaba haciendo su labor, pero que ella no era una mala persona y que, si iba a la cárcel, que por favor la visitaran.

“Si yo algún día voy a la cárcel, ustedes me van  a visitar, porque ustedes saben que soy una buena persona y no siento envidia por nadie”, dijo Yina.