Laura García, influenciadora santadereana, ha sido cuestionada por tener dos millonarios contratos con la Gobernación de Santander quien usa a la mujer, supuestamente, para mejorar su imagen en redes sociales.

 

La exparticipante del reality Guerreros es la protagonista de todo un escándalo, luego de que el diputado de dicho departamento, Ferley Sierra, la involucrara en un presunto cartel de la contratación que, según el hombre, involucran “falsos periodistas, periodistas, influencers y medios de comunicación fantasmas para hablar bien de la Gobernación”.

 

En medio de un debate de control político a la Gobernación de Santander, el diputado señaló que Laura García cuenta con un par de contratos con dicha entidad. El primero de ellos fue firmado en el año 2020, por un monto de ocho millones de pesos.

Meses después, en el 2021, este se habría sido renovado por 42 millones para que la mujer subiera videos, imágenes e historias a su cuenta de Instagram, las cuales tendrían que tener contenido relacionado a esta entidad que, de esta forma, buscaría mejorar su imagen.

 

“Contratan a la influencer Laura García a través de la empresa Sega y Mapa S.A.S., ella publicó unas historias en su Instagram que lo único que tenemos es un pantallazo, adicionalmente, hay unas publicaciones que debían subirse al feed y no están, tal vez las borró, le pagaron y no hay nada, llega y publica, pero borra después, tal vez le da pena que la relacionen con los Aguilar”, afirmó el diputado.

 

Respuesta de Laura García

La joven, que cuenta con 368.000 seguidores en Instagram, respondió a estas críticas asegurando que dichos señalamientos tienen que ver con la envidia.

“La gente siempre te va a criticar, hay una frase que es muy cierta y que dice como que al árbol que más frutos tiene, más piedras le tiran (…) Ustedes relájense y preocúpense por hacer las cosas bien (…) eso viene de la envidia, créanme que es mejor despertar la envidia que sentirla, toda la vida, el mensaje es a que hagan las cosas de corazón y estén tranquilos con ustedes mismos, no hay mejor cosa que dormir tranquilos”.

Además, Laura García afirmó que “este es un trabajo que requiere tiempo, contenido, creatividad y respeto”.