El cantante de pop Pablo Alborán sorprendió esta semana al salir del closet y declararse homosexual por medio de un video que publicó en su cuenta de Instagram.

El artista español aseguró en su video: «estoy aquí para contarles que soy homosexual, que no pasa nada, que la vida sigue igual. Yo necesito ser un poquito más feliz de lo que ya era».

El video en menos de 24 horas ya había superado las siente millones de visualizaciones, una declaración que fue bien recibida, no solo por sus fans en todo el mundo, sino también por otros colegas y personalidades públicas.

Uno de los que manifestó su apoyo fue el cantante puertorriqueño, Ricky Martín, quien también es gay y que actualmente está casado con el artista sirio Jwan Yosef con el que tiene cuatro hijos: Valentino y Matteo, cuates, y Ren y Lucia Martin- Yosef.

«Bravo hombre valiente. La vida es muy corta para vivirla a medias. Son muchas las almas que pasan por esta vida sin llegar a aceptar su naturaleza y eso es muy triste. Esa batalla ya la has ganado. Qué afortunado eres. No sabes la cantidad de hombres y mujeres que has ayudado con este video. Qué feliz me siento por ti. A vivir sin miedo Pablo, te lo mereces», comentó Ricky.

El mensaje de Ricky Martín al intérprete de éxitos como ‘Pasos de cero’ no pasó desapercibido, pero para lo que mucho sería solo un apoyo, para otros fieles seguidores de ambos cantantes revivió los rumores de un amorío de hace años.

En redes sociales, especialmente en Twitter se revivieron varias teorías que se remontan hace más de seis años cuando los dos cantantes estaban “trabajando” en la India y ambos publicaron una foto en las que se ven muy cercanos.

Pablo Alborán compartió en su perfil de Instagram en 2014 una foto junto a Ricky en un viaje a India, donde afirmó que la estaba pasando muy bien.

En 2015 los dos cantantes colaboraron en la canción ‘Quimera’, en cuya promoción compartieron en redes sociales múltiples fotos juntos que demostraron lo bien que la pasaron juntos trabajando.

Por esas fechas, tanto Ricky Martín y Pablo Alborán publicaron en Instagram unas fotografías en donde aparecían recostados en una cama muy parecida y de lados opuestos, pero ninguno etiquetó al otro.