Luisa Fernanda W habló de lo negativo tras tener a su segundo hijo. La influenciadora dio a conocer varios detalles de lo que ha sucedido con ella tras el nacimiento de su segundo bebé.

El 26 de octubre, la reconocida creadora de contenido Luisa Fernanda W y su pareja el cantante Pipe Bueno recibieron a su segundo hijo al que llamaron Domenic.

Según algunos detalles dados por los felices padres, el pequeño nació a través de cesárea al igual que su hermanito mayor, asimismo, la criatura se adelantó unos días a la fecha que se tenía estimada por lo que es un “bebé canguro”.

Luisa Fernanda W habla de su segunda experiencia como madre

La antioqueña de 29 años decidió activar la caja de preguntas a través de las historias de Instagram pues constantemente está recibiendo mensajes llenos de preguntas sobre su actual estado.

Entre lo que resaltó, se vio que Luisa confesó que a pesar de que Domenic es un bebé juicioso, no ha dormido mucho y por eso se presenta en esta temática con ojeras. Allí aprovechó para resaltar que “la escuela de Máximo” le ha ayudado mucho para afrontar esta nueva etapa de su vida.

Sobre la cesárea expresó que está teniendo los cuidados que le aconsejó su médico, pero esto no evita que sea doloroso y más aún cuando tose o va al baño.

Creo que los momentos más molestos es como cuando uno se ríe o cuando uno va a toser o cuando uno va al baño, literalmente hacer chichí (gesto de dolor), se siente extraño (…) creo que eso es como lo molesto para mí”, fueron las palabras de la influenciadora.

Luisa Fernanda W también contó que la lactancia no ha sido dolorosa gracias a que aprendió buenas prácticas cuando fue mamá por primera vez.

Además, la colombiana confesó que en el embarazo subió 9 kilos y está contando los días para poder bajarlos, no obstante, debe esperar la aprobación de su médico de cabecera.

Por último, Luisa Fernanda W aseveró que aunque hace pocos días tuvo a su hijo, le gusta levantarse a bañarse y arreglarse todos los días para sentirse feliz y así brindarle lo mejor a sus dos pequeños.