La mayoría del mundo está viviendo en este momento un aislamiento total debido a la cuarentena por el coronavirus, con el fin de evitar una mayor propagación del mismo.

El tema es que, según el tiempo que dure dicho aislamiento, cada ser humano empezará a experimentar diferentes sentimientos y pensamientos que influirán en su salud psicológica.

De acuerdo con una investigación de The Lancet que incluyó 24 estudios previos sobre los efectos psicológicos de las cuarentenas o aislamientos durante los brotes de enfermedades son:

  • Temor
  • Tristeza
  • Entumecimiento
  • Insomnio
  • Confusión
  • Ira
  • Síntomas de estrés postraumático.
  • Síntomas depresivos
  • Bajo estado de ánimo
  • Estrés
  • Disturbio emocional
  • Irritabilidad
  • Agotamiento emocional

Incluso, las personas más vulnerables, según el estudio, son aquellas que tienen o han tenido problemas de salud mental.

Cualquiera de estas sensaciones surgen por factores estresantes asociados con la cuarentena por el coronavirus, como los temores de infección, la frustración, el aburrimiento, no tener los suministros suficientes, la falta de información, la pérdida de dinero y el estigma asociado con la contracción de la enfermedad.

En cuarentenas como la del SARS (2003), entre el 10% y 29% de las personas aisladas, sufrieron de TEPT (Trastorno de estrés postraumático).

¿Cómo detectar los primeros indicios?

Si bien pueden variar de persona a persona, los efectos se empiezan a presentar por:

  • Miedo y preocupación por su propia salud
  • Cambios en los patrones de sueño o alimentación
  • Dificultad para dormir o concentrarse
  • Empeoramiento de problemas de salud crónicos
  • Mayor consumo de alcohol, tabaco u otras drogas

Es clave también tener en cuenta que todo puede variar dependiendo de la personalidad de cada quien: una persona extrovertida y social puede presentar más síntomas que aquella que es introvertida y acostumbrada a estar sola.

Además, la duración de la cuarentena es un factor clave para determinar qué tanto puede afectar a las personas. Un periodo de 14 días suele ser considerado como ‘adaptable’ pero cuanto más dure la restricción, más pronunciados son los efectos.

¿Qué hacer durante la cuarentena por coronavirus?

Un artículo de Very Well Mind señala que es importante tomar acciones y procurar que todos los miembros de una familia las tomen, para poder mitigar todos estos efectos:

  • Establecer rutinas: aunque sea algo ‘escuelero’ escriba en una hoja hora por hora lo que va a hacer, incluyendo un momento para hacer algo de ejercicio y otro, para una actividad de relajación. Si está con niños, es importante que ellos mismos conozcan lo que deben hacer hora por hora.
  • No permanezca más de dos días sin hacer algo de actividad física: más aún teniendo en cuenta que puede estar comiendo más y es poco lo que está caminando, revise en YouTube algunas rutinas en casa que se acomoden a su estilo de vida. A veces un simple estiramiento también puede ayudarlo a activar su cuerpo.
  • Limite la información de medios: establezca ciertas horas para conocer noticias de última hora, en relación con el coronavirus. Procure, luego de eso, jugar algo o ver videos graciosos.
  • Mantenga la comunicación: lo sugerido es que haga al menos una vez al día una llamada con una persona que no esté en su casa. Eso le ayudará a distraerse un poco de las barreras actuales. Además, existen aplicaciones interesantes que van desde ver una película en compañía (con la opción de Netflix Party) hasta juegos que se pueden hacer en línea como House Party que tiene diferentes actividades.
  • Rompa la rutina: haga algo diferente por día, así sea ‘tonto’. Por ejemplo, dedíquese a pintar un día mandalas, al otro, revisar qué ropa puede donar; al siguiente, fotografíe a su mascota; entre otras actividades que lo distraigan un poco.
  • Recuerde la motivación principal para hacer cuarentena: no contagiarse. Es difícil, pero compare un día normal en su casa a un día en un hospital que está lleno y que lo podrían atender en más de 8 horas.