Halloween es una de las fechas preferidas de los niños porque es la excusa perfecta para comer dulces y muchas veces en excesos. Sin embargo, cuando se comen demasiadas golosinas los pequeños podrían enfrentar complicaciones con su salud. “Primera hora” le cuenta algunos consejos para que esta tradición no afecte el bienestar de tu hijo.