Sí, a este hombre le pareció normal «tirarse» un pedo en medio de una videollamada.

En la nueva normalidad las videollamadas se han convertido en las protagonistas del día a día. Es por esto que ya muchas personas son bastante precavidas al momento de estar en una y apagan cámara o se aseguran de que el micrófono esté silenciado. Pero este no fue el caso.

En redes se volvió viral un video en el que en plena reunión y en donde estaban más de nueve personas. Mientras una de ellas tomaba la palabra para dar indicaciones, se escucha un ruido de una flatulencia, muy fuerte.

A primera vista no se puede entender cuál de los asistentes fue el responsable, pero por un leve movimiento, se deduce quien puede ser el causante de este bochornoso acto.

Better out than in from r/funny

Luego de esto, los demás asistentes se ríen de manera discreta e intentan continuar con la videollamada como si nada.

Quizá lo más curioso es que el responsable del acto tampoco se ‘inmuta’ ni genera ninguna reacción, ¿será por disimular o porque no se dio cuenta que su micrófono estaba activo?

Publicidad

Otras flatulencias «en vivo»

Pero en medio de la pandemia, cuando las clases virtuales también se han popularizado o incluso los debates políticos, se han registrado fenómenos de este tipo.

Quizá una de las más llamativas fue la de esta maestra de 25 años en Estados Unidos que fingió un pedo durante su clase y subió el video a sus redes sociales.

«Algunos días solo tienes que tocar un sonido de bocina durante la clase para aligerar el ambiente. Demasiado bueno para no compartirlo. Además, me disculpo por tener la madurez de un niño de 8 años 🙃», lo tituló en sus redes sociales.

Mientras ella les pedía que sacaran un libro, se escuchó el estruendo y ella se burló, se tapó la boca con la mano, en supuesto estado de shock, y se alejó de la cámara.

Sus estudiantes asombrados no sabían qué pensar y varios niños preguntaron: «¿Qué fue eso?»‘ a pesar de lo evidente que fue.

«Creo que se tiró un pedo», dijo uno, lo que provocó que sus compañeros estallaran en carcajadas.

Otro de los casos relacionados con gases gastrointestinales fue el que sucedió en Brasil, en el que varios magistrados estaban reunidos y, mientras uno de ellos estaba parado en la palabra, se escucha la flatulencia fuertemente.

De hecho, ocurre un par de veces durante la llamada, pero los demás parecen no estar al tanto de lo que estaba ocurriendo.

Luego, el magistrado que ‘se tiró’ el pedo durante la videollamada decide disculparse «hubo dos momentos en los que me descuidé del micrófono, si quizá eso causó un malestar, perdonen, por favor».