El nombre de Laura Acuña ha sido tendencia, desde este fin de semana, en Twitter y todo luego de unas duras acusaciones por parte de un columnista y activista sobre su esposo Rodrigo Kling.

La hermosa santanderena Laura Acuña ha sido muy hermética sobre su vida amorosa, pero muchos saben que la presentadora está casada, aunque hay rumores de separación, desde el 2010 con el empresario Rodrigo Kling.

Hace 12 años, Laura Acuña y Rodrigo Kling se casaron en una boda que fue celebrada por el famoso padre ‘Chucho’  y que el padrino de matrimonio fue el fallecido presentador Jota Mario Valencia.

Aunque Laura muy pocas veces publicaba alguna historia con su esposo, desde hace unos meses, sus seguidores se preguntan por qué ya nunca sale.

¿Por qué el nombre de Laura Acuña fue tendencia?

El columnista de Cambio y también activista Alejandro Villanueva generó gran revuelo en Twitter al publicar una aparente denuncia que hay en contra de Rodrigo Kling, esposo de Laura Acuña.

En una reciente columna para Cambio, titulada ‘Coincidencia’, Alejandro Villanueva asegura que el esposo de Laura Acuña es un empresario que ha acumulado su fortuna por sus negocios con esmeraldas y joyerías.

Sin embargo, lo que causó revuelo en esta red social, es que Alejandro Villanueva compartió un documento y aseguró que el esposo de la presentadora tenía una denuncia ante la fiscalía por supuesto lavado de activos.

Según publicó este columnista, la denuncia contra el esposo de Laura Acuña,  habría sido hecha, hace más de dos años, por Carlos Peña, quien fue asesinado en Bogotá.

Pero como si fuera poco, el trino fue aún más polémico porque el columnista nombró a Laura y la relacionó con las recientes revelaciones que involucran un supuesto lavado de activos por parte de las peluquerías del estilista Mauricio Leal y quien también fue asesinado, según parece, por su hermano Jhonier.

Vale la pena aclarar que el documento expuesto por Alejandro no es contra la presentadora, sino contra Rodrigo, que, hasta el momento, no se han presentado más investigaciones y que ninguno de los involucrados ha dado públicamente una versión oficial.