A medida que avanza la investigación sobre la extraña muerte de Mauricio Leal y su mamá Marleny Hernández, se conoció que tenía un tercer hermano, identificado como Carlos Andrés García.

Semana reveló que se trata del hermano menor de los Leal y quien está, supuestamente, recluido en la cárcel de Jamundí pagando una condena por el delito de actos sexuales con menor de 14 años. Aunque ha insistido en su inocencia.

De acuerdo con el mismo medio, Carlos Andrés García permanece en prisión desde el 2016 y que, desde entonces, Mauricio Leal era quien ayudaba económicamente a su hermano.

García llamaba, supuestamente, a su hermano a la peluquería para pedirle dinero y preguntarle, además, sobre las finanzas de su negocio.

“Pese a que García está detenido, sus llamadas eran constantes a la peluquería para hablar con Mauricio. Más allá del saludo, la petición más frecuente era dinero para sostenerse. De ahí que varias de sus preguntas fueran justamente sobre las finanzas de la peluquería, las cuales no se las hacía solo a Mauricio, sino también a algunos de sus colaboradores”, cita Semana.

Un supuesto cheque, también es clave en la investigación de Mauricio Leal

Además del hermano preso de Mauricio Leal, hay otro detalle que llama la atención de los investigadores, según el mismo medio.

Un familiar le habría pedido 300 millones de pesos prestados al estilista, pero este solo accedió a prestarle 100 millones de pesos, a través de un cheque. Hasta el momento, no ha sido cobrado en el banco.

Igualmente, se comenta que otro cheque por 100 millones de pesos está refundido. Estos detalles se suman a evidencias como el huellero en la cama y la carta hallada en la escena donde Mauricio Leal dejaba todo a sus sobrinos y hermano.

Se espera que en los próximos días la Fiscalía revele qué sucedió el 22 de noviembre en la casa del estilista, ubicada en la vía a La Calera.