Alimentos con fama de saludables que en realidad no lo son según los nutricionistas. Estos son altos en ingredientes que generan sobrepeso y diabetes.

Al ir al supermercado y si tenemos la “idea” de consumir productos que nos ayuden a bajar de peso, mejorar nuestra salud y de paso que ayude a tener una mejor apariencia nos inclinamos por aquellos que nos dicen que son “light”, no obstante, estos esconden un oscuro secreto y es que pueden llegar a ser igual o más perjudiciales que los que nos han enseñado son altos en harinas, azucares y grasas.

Este hecho, ha alertado a expertos en salud por lo que se han hecho muchos llamados de atención a tener cuidado con dichos alimentos y leer rigurosamente tablas nutricionales y composiciones.

Alimentos saludables que no lo son

Productos light

Foto: istock

Yogures, quesos, galletas e infinidad de productos llevan esta palabra en su etiqueta y son bastante a tractivos. Por lo general, se asegura que son “reducidos en grasa” no obstante, a ellos se les añade más azúcar o edulcorantes que no son aliados para bajar de peso, al contrario, podrían contribuir a aumentarlo y en el caso del azúcar desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes y caries.

Jamones

Foto: istock

Se han vendido como “snacks saludables”, pero la realidad es que sean de pollo, cerdo o pavo, sus ingredientes van mucho más allá de la carne. La mayoría de los jamones tienen menos del 60% de proteína animal y están acompañados de almidón, azúcar, aditivos, sal. A estos se les añade los nitratos y nitritos que, según estudios médicos podrían producir cáncer.

Zumos envasados

Foto: istock

La mejor forma de consumir fruta siempre será comerla y no en jugos y más aún cuando son industriales. En su producción suelen perder la mayoría de vitaminas y minerales y de paso se les añade bastante azúcar.

Barras de cereal

Foto: istock

Están por doquier y se consumen bastante. Lo que muchos no saben es que estas barras de cereal tienen poco valor nutricional y sí son altos en cereales refinados (que perdieron su aporte de fibra) y azucares haciéndolos calóricos.

Bebidas vegetales

Foto: istock

Son famosos para sustituir la leche de vaca. Pero su preparación industrial los ha llevado a perder mucho valor nutricional y de paso se les suele añadir azúcar.

Granola

Foto: istock

Aunque tiene avena, también posee miel, nueces, maní, arándanos, chocolate, que llega a ser bastante calórico y alto en azúcar.

Cereales de caja

Foto: istock

Al ver su tabla nutricional, se observa que son altos en azucares, sodio, saborizantes y colorantes artificiales sin ningún aporte nutricional.

Tortitas de arroz o de maíz inflado

Foto: istock

Su composición ya sea de arroz, maíz, entre otros, son hidratos de carbono de rápida absorción, es decir, no saciará tu estomago y pronto tendrás hambre, a esto le añadimos el azúcar que les incorporan.

Pan de cereales o pan integral

Foto: istock

Al querer comer mejor recurrimos a estos panes, pero si te fijas en los ingredientes, está hecho en su mayoría por harinas refinadas que despertarán tu ansiedad por querer comer más.