Ex de Britney Spears irrumpió en su boda para evitar que se casara. El hecho quedó grabado en video y ha generado todo tipo de reacciones.

El 9 de junio, la cantante Britney Spears contrajo matrimonio con Sam Asghari. El gran evento, se realizó de manera privada donde no acudieron más de 100 invitados y se llevó a cabo en su mansión de Thousand Oaks, California, en Estados Unidos.

En medio de la organización del matrimonio, Jason Alexander, ex de la ‘princesita del pop’ entró a la propiedad con la intención de evitar que la famosa diera el sí en el altar.

A través del perfil de Instagram del actor, se hizo una transmisión en vivo en la que el hombre documentó cómo entró al lugar y empezó a ser seguido por el esquema de seguridad de Spears.

Jason Alexander, empezó a entrara diferentes habitaciones buscando a Britney y al no encontrarla llegó a la carpa rosa donde se realizaría la boda, pero allí apenas se estaba organizando la decoración.

En es instante, el hombre empezó a presentarse con los invitados como “el primero y único esposo de Britney Spears” algo que dejó anonadado a todo aquel que lo escuchaba.

Al final, las autoridades llegaron a la mansión y arrestaron a Jason evitando así que arruinara la boda de la artista.

El abogado de Britney Spears, Mathew Rosengart, le dijo a TMZ que la cantante “estaba absolutamente furiosa” por la acción de Alexander, por esto, se le imputará cargos allanamiento de morada, vandalismo y agresión a dos personas del equipo de seguridad de Spears.

¿Quién es Jason Alexander?

Se trata de un actor estadounidense que conoció a Britney Spears antes de que se convirtiera en una cantante famosa gracias a que ambos crecieron en Kentwood, Louisiana.

Desde niños, se caracterizaron por tener una gran amistad, pero a inicios de 2004 sorprendieron al anunciar que se habían casado en Las Vegas.

Este matrimonio solo duró 55 horas ya que fue anulado el 5 de enero luego de que la madre de la artista y sus agentes se enteraran y no lo aprobaran.

En el Podcast Toxic: The Britney Spears Story, Jason aseguró que firmó los papeles de divorcio ya que le prometieron que continuarían con su relación y si después de seis meses seguían juntos podrían volverse a casar.

No obstante, tras divorciarse, Alexander y Britney perdieron toda comunicación y en octubre del mismo año la cantante se comprometió con su bailarín Kevin Federline.