Tipos de relaciones a las que no hay que darles nuevas oportunidades. Tienes que tener claro que el amor no te debe hacer sentir incómoda, triste o ridícula.

Según la etapa en la que estemos de la vida, siempre tendremos propósitos o metas por lograr ya sea individualmente, en familia o pareja.

Uno de los temas que más genera debate y con el que más se sueña es con el amor. Muchos queremos encontrar esa persona especial con quien compartir nuestras vidas y ¡claro! Que todo siempre sea felicidad.

Pero en la vida real nada es perfecto, pues en una relación van a haber desacuerdos o peleas ya que son dos personas diferentes a pesar de que tengan una que otra cosa en común.

Todos pensamos y sentimos distinto de acuerdo con lo que se nos presente. Pero lo que sí ayuda a que una relación sea sana a pesar de las diferencias es saber resolver los conflictos y llegar a acuerdos en los que los dos implicados estén de acuerdo.

Lastimosamente, en muchas relaciones esto no sucede, en su lugar, alguien se tiene que “sacrificar” para complacer al otro. Esto no debe suceder ya que lo más probable es que con el tiempo la relación se torne tan tóxica que algo catastrófico pueda suceder.

Por esto, hay que dejar claro que, si en una relación no te sientes del todo plena, es porque algo no anda bien y debes tomar acciones en el asunto y decidir que es lo mejor para ti.

Relaciones a las que no hay que darle más oportunidades

En este artículo, hablaremos del tipo de exparejas o relaciones que debes terminar de una vez por todas y retomar tu vida y salir a delante. Así que presta atención y si te sientes identificada o identificado con los siguientes puntos es mejor que alejes a ese ser tóxico.

Controlador

Foto: istock

¿Tienes que decirle a todo momento dónde o con quién estás?, si quieres vestirte de una manera y él o ella no te lo permite sacando frases como: “no te ves bien”, “quieres que todos te miren”, “¿me estás engañando?”, “no quiero que te alejen de mi”, esa persona en realidad no te ama, lo único que quiere es tener una especie de robot que haga y diga todo lo que le place.

Eres una persona única, que siente, piensa, se enoja, se ríe. No dejes que una persona cambie tu esencia solo porque a “él no le gusta”.

Abusivo

Foto: istock

Este es el de los más despreciables. Si te grita, te trata mal, te mira feo, te empuja, no le gusta nada de lo que haces e incluso llega a tener acciones como empujarte, apretarte fuerte los brazos o el cuello e incluso golpearte, te puedo decir que ese ser no te ama.

El amor no es dolor, aquí no hay más oportunidades para “cambiar” aléjate de esa vil persona, porque eres alguien que merece cariño, respeto y que te saquen muchas sonrisas en lugar de lágrimas.

Mentiroso

Foto: istock

Un clásico… Seguramente has escuchado frases como: “voy a salir tarde del trabajo”, “estoy con unos amigos”, “tengo sueño hoy no saldré”, “es una amiga de la iglesia”, o te has percatado de que “Juan mecánico” le escribe mucho y sus sonrisitas frente al teléfono son sospechosas.

Ese personaje no piensa mucho que digamos en ti y tiene un problema tan grande de autoestima que tiene que llenarlo teniendo varias aventuras, mientras tú le das todo su amor.

Narcisista

Foto: istock

Te hace creer que sin él o ella no puedes vivir, trabajar, estudiar o hacer cualquier cosa en la vida. Que eres afortunado porque está a tu lado así que debes mantenerlo feliz o te amenaza con que se irá.

Sé que has llegado a creer todo eso y más, pero antes de que llegara a tu vida, tú ya habías hecho tantas cosas y seguramente después de que se vaya podrás realizar cualquier actividad por ti mismo.