La inauguración del Mundial de Catar sorprendió a muchos y es que a falta de cantantes como Shakira o Dua Lipa, se contó con la gran estrella Morgan Freeman y un joven que es considerado “un ejemplo de superación”.

Muchos cantantes famosos le dijeron “no” a Catar y el mundial de fútbol a causa de que este país es señalado de violar varios derechos humanos, en especial de las mujeres.

Aunque el evento es bastante criticado, la FIFA siguió adelante con el mundial y la inauguración tuvo lugar el 20 de noviembre en el estadio Al Bayt.

Inauguración Mundial Catar 2022

A pesar de la falta de cantantes de la talla de Shakira, el equipo de logística sorprendió al presentar al actor de Hollywood Morgan Freeman, el artista Jungkook, integrante de la banda surcoreana BTS, un show con todas las mascotas de los mundiales, de la cultura árabe y un joven con una discapacidad física que no le ha impedido lograr sus sueños.

¿Quién es Ghanim Al Muftah?

Nacido el 5 de mayo del 2002, Ghanim Al Muftah llegó al mundo con una extraña enfermedad llamada Síndrome de Regresión Caudal que afectó la parte inferior de su columna vertebral evitando el desarrollo de las piernas.

El joven ha confesado que en el pasado sufrió de bullying y a pesar de las limitaciones físicas, participa en deportes extremos como el buceo, el monopatín y la escalada en roca.

Asimismo, destaca como ‘influencer’ del Medio Oriente al punto de que acumula una gran fortuna haciéndolo uno de los jóvenes más ricos de su país.

Ghanim Al Muftah cuenta con una empresa de helados con la que espera expandirse por todo el Golfo. Actualmente vive en Londres donde estudia Ciencias Políticas ya que sueña con convertirse en diplomático.

El joven es seguido solamente en Instagram por más de 3 millones de personas y es considerado “un embajador de la paz” y ahora también de la FIFA.

Dentro de mis capacidades como embajador de la Copa Mundial de la FIFA, quiero enviar un mensaje de esperanza, inclusión, paz y unidad para la humanidad”, dijo Ghanim Al Muftah.