Para los perros el olfato es su sentido más importante, su nariz es la herramienta primordial que le permite ubicarse, explorar, relacionarse con otros miembros de su especie, entre otras actividades.

Una nariz saludable en los canes debe estar húmeda permanentemente, o por lo menos la mayor parte del tiempo, en caso que esto no sea así, aquí te contamos algunas causas y si te debes alarmar o no.

Entérate en qué casos debes reaccionar con agilidad y que puedes hacer para mejorar esta condición en caso que sospeches que es por enfermedad.

¿Por qué mi perro tiene la nariz reseca?

El motivo de una nariz seca suele ser la deshidratación, sin embargo pueden existir múltiples causas, puede deberse incluso a factores meteorológicos que lo provocan, por ejemplo como una jornada de sol excesiva o fuertes vientos.

Los perros también se pueden quemar cuando pasan mucho tiempo al sol, al igual que pasa con los humanos, una exposición prolongada a la luz solar causará resequedad, descamación y rojeces en la nariz del can.

Otro posible factor a evaluar, es que tu perro pase demasiado tiempo en un ambiente donde no circula el aire y predomine un clima cálido, esto puede ser motivo para su resequedad, para esto se recomienda brindar una buena hidratación.

Si tu perro está presentando síntomas adicionales a la nariz seca, como decaimiento, falta de apetito o cambios en su personalidad, puede tratarse de una enfermedad vírica o dermatitis, por lo que la recomendación es acudir de inmediato con el veterinario.

Recuerda que cada semana en Canal 1 respondemos tus preguntas sobre Peludos del 1.

Encuentra allí también una sección llamada Desaparecidos y Encontrados para que reportes si hallaste algún perrito o gatito, o si tu amigo peludo se perdió.