La polémica influenciadora Daneidy Barrera más conocida en redes como ‘Epa Colombia se volvió a quejar del trato que le dio la justicia colombiana.

Los líos judiciales de Epa Colombia empezaron en diciembre del año pasado, cuando Barrera aceptó haber vandalizado una estación de Transmilenio durante el Paro Nacional que comenzó en noviembre pasado.

A la joven le habían prohibido usar sus redes como parte de su condena, pero el fallo no está ejecutoriado, es decir, como se presentaron apelaciones, el Tribunal Superior de Bogotá tiene aún chance de señalar si la sentencia en primera instancia del Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Bogotá se mantiene tal como se emitió, se aumenta o se disminuye la pena.

Por eso, ella aún puede hacer publicaciones en sus redes.

Como si fuera poco, el mes pasado estuvo envuelto en otro lío legal después de que un juez le ordenó retractarse por hacer un video que se calificó de racista.

Barrera aseguró que publicaría “por medios masivos de la red las excusas pertinentes”, se comprometió a asistir a las capacitaciones o programas de la Defensoría del Pueblo programe o cualquier otra institución, así como a liderar una campaña en contra de la discriminación racial en Colombia.

La ‘influencer’ reapareció en redes sociales con un mensaje para sus seguidores en el que asegura que siente que la justicia colombiana la ha tratado muy duro.

Epa recordó cómo fueron esos días en los que le imputaron varios cargos entre los que destacó “daño en bien ajeno”, “daño al transporte público” y “terrorismo” lo que sumaba 23 años de cárcel.

“A mí me dieron más años de cárcel que una persona que viola y que mata aquí en Colombia”, aseguró Epa.

La joven dice que contrató varios abogados para que la ayudarán. La primera hizo que le quitaran las redes y que el segundo hizo que aceptara cargos para que le bajaran la condena.

Realmente a mí me hubiera podido pasar lo mismo que a la ‘Vendedora de rosas’. A muchísimas personas que me compraron paquetes de publicidad muy grande, de muchísimos millones, me tocó devolverlos”, aseguró Daneidy.