Una semana de infarto fue la que se vivió en «Guerreros Colombia vs. Puerto Rico, la gran batalla», en donde la Selección Colombia salió triunfante.

El primer día, el equipo nacional no tuvo un buen desempeño y perdió la mayoría de circuitos y pruebas, finalizando la jornada con un resultado 0 – 35.

En el segundo día, las cosas se equilibraron un poco más, aunque el ánimo interno del equipo seguía caliente y las discusiones no ayudaron a superar a Puerto Rico. Al final, el marcador terminó 60 – 70.

Llegó el tercer día y las oraciones ayudaron, el diálogo interno del equipo y la unión de sus integrantes. La Selección Colombia sacó la casta y superó con creces a sus rivales puertorriqueños, dejando el marcador final en 95 – 50, dándole el triunfo a nuestro equipo.

El jueves se llevó a cabo la gran final, con marcadores en cero, y fue una batalla distinta. Las cosas estuvieron calientes, tanto que una de las pruebas tuvo que ser reevaluada y la producción decidió hacerla por tiempo, pues Josse alegó que no estaba equilibrado el suelo.

En todo caso, luego de reclamos de parte y parte, Colombia derrotó en el último circuito a los puertorriqueños y se quedó con la preciada estrella.