¿Te consideras un buen observador? Una imagen es tendencia en redes sociales porque desafía a los usuarios a identificar un animal y, de esa forma, conocer el lado fuerte de su personalidad.

Según este reto viral, la ilustración permite describir aspectos ocultos del carácter de quien lo mira.

El dibujo en blanco y negro tiene dos animales, pero la gente solo suele ver uno.

¿Ya hiciste este? «Dime qué número ves y te diré de qué sufres»: el reto viral que alerta a los oftalmólogos

Al parecer, el reto visual se basa en los estudios del premio Nobel de 1981, Roger W. Sperry, un psicólogo y neurocientífico estadounidense que estudió las funciones de los hemisferios cerebrales.

Aunque el test lleva varios meses circulando en redes, desde que empezaron los confinamientos a nivel mundial se ha popularizado en plataformas como Facebook.

¿Viste primero al mono?

Publicidad

Según los creadores del reto visual, si primero viste al primate es porque el hemisferio derecho de tu cerebro es el dominante.

Así que eres una persona muy creativa con muchas ideas innovadoras, pero no tienes los pies sobre la tierra.

Según esto, cuando enfrentas una situación difícil, confías más en tu intuición que en el pensamiento crítico.

Tu personalidad se caracteriza por ser impulsiva, emocional y con gran talento para las artes y las disciplinas creativas.

Y si viste al tigre…

En caso de que reconocieras primero la cara de un felino, eso se debe a que eres una persona pragmática y planificadora.

Por lo tanto, el hemisferio izquierdo de tu cerebro es el más activo, dándote cualidades de análisis que te ayudan a ser lógico y calculador al enfrentar un problema.

Sin embargo, en ocasiones eres terco e inflexible, por lo que se te aconseja que escuches más a los demás.

Tu personalidad te lleva planificar y pensar mucho una decisión, eres realista ante las situaciones y no hay lugar en tu cabeza para cuentos de hadas o ficción.

¿Viste otra cosa?

Algunos se han atrevido a decir que hay cuatro animales en la imagen, sumando a un elefante y un oso.

Aunque de eso no tenemos certeza, lo que debes tener en cuenta es que los dos hemisferios no funcionan de forma asilada, sino que trabajan y se complementan entre sí.

Por lo tanto, aunque parece que tienes más rasgos de uno, es probable que también tengas características del otro.