Un nuevo caso de agresión contra el personal de salud que, en medio de la pandemia por el coronavirus, sigue dando la lucha. Esta vez, el caso fue registrado en Inglaterra, en el que una enfermera ingresa a una tienda y es agredida por una mujer.

«Estás esperciendo los gérmenes por todo lado», le gritó, mientras la chica hacía sus compras. Además, la acusó de no estar llevando «nada esencial» y que no tenía por qué ir al supermercado con su uniforme.

Kimberley Simpson, que trabaja para un hogar de cuidados a adultos mayores, intentó defenderse, pero no encontró apoyo ni en el personal de la tienda, ni tampoco en los clientes que estaban allí, y así registró su historia:

I know I’m an ugly cryer, but this lady has just followed me around b&m shouting at me saying I’m not allowed in the…

Posted by Kimberley Simpson on Monday, May 25, 2020

En el texto señala:

«Sé que me veo fea llorando, pero esta señora me acaba de seguir en B&M gritándome que no se me permite entrar a la tienda porque estoy en uniforme, aparentemente no se me permite comprar artículos no esenciales, (¿Cómo sabe que no estoy haciendo compras para quienes cuido?) Aparentemente esparcí gérmenes antes y después de la corona»

Aparentemente, la mujer la había estado siguiendo por la tienda durante diez minutos. Luego señaló amenazarla con el gerente de la tienda, argumentando que una persona como ella no podría estar así. En el texto, Kimberley continúa:

«Ella me acusa con el gerente, con quien acabo de hablar y me dijeron que no estoy haciendo nada malo. Hemos trabajado muy duro, ninguna persona del hogar tiene COVID-19, por lo que claramente estamos haciendo algo bien»

Al final, termina el texto diciendo: «Me siento realmente disgustada por el comportamiento de esta señora, no he hecho nada malo 😩». La chica empieza a grabar el tema y en el video se ve cómo la mujer se molesta y le reclama, a lo que ella responde «te estoy grabando porque me has estado persiguiendo y me has dicho que he comprado cosas no necesarias. Has venido de manera agresiva hacia mí».

Le dice: «me has dicho que estoy esparciendo el coronavirus» y la mujer responde «no dije que coronavirus, dije que cualquier tipo de gérmenes». Kimberly dice «¿entonces me estás diciendo que no tengo permitido ir a ningún lado» y la mujer le dice «así es, no lo tienes permitido».

Posted by Kimberley Simpson on Monday, May 25, 2020

El caso se ha hecho viral en redes sociales para demostrar cómo, por el simple uso de un uniforme, se está despreciando y juzgando la labor del personal de salud.