El susto que se llevaron funcionarios, pasajeros y hasta la misma familia del menor fue grande. La razón por la que llegó el artefacto a la maleta es insólita.

En las últimas horas se conoció un hecho que dejó perplejas a las autoridades del aeropuerto de Tel Aviv en Israel. 

En la maleta que llevaba un niño de una familia estadounidense se identificó que había una peligrosa bomba sin explotar. 

¿Cómo llegó ahí?

Según indagaciones posteriores de las autoridades, se pudo determinar que el menor y su familia estaban recorriendo los Altos del Golán cuando recogió un artefacto que le pareció llamativo y lo guardó en su maleta. 

El “recuerdo” que recogió el pequeño terminó siendo nada más y nada menos que una bomba sin explotar. Cuando estaban realizando el ‘chek-in’ en el aeropuerto Ben Gurion el equipo de seguridad se dio cuenta de la sorpresa.

Inmediatamente se emitió una alerta de evacuación en toda la terminal lo que causó pánico en los demás pasajeros que incluso dejaron atrás sus maletas para salvar su vida.

Los momentos de terror quedaron retratados en videos que se compartieron en redes sociales.

Después de tener la situación bajo control, las autoridades interrogaron a la familia que horas después pudo volar sin problemas.

Se cree que el artefacto es uno de tantos que hay en esta meseta producto de los conflictos bélicos de la región.