María Gabriela Isler, esposa del actor Mauro Urquijo, afirmó que ellos pertenecen a una religión llamada “masonería”.

La relación entre el ex galán de la televisión colombiana y la modelo transexual ha generado todo tipo de comentarios en su contra.

Videos íntimos, deudas y todo tipo de escándalos han protagonizado Mauro Urquijo y María Gabriela Isler quienes viven en la ciudad de Santa Marta.

Muchas de las críticas dirigidas a la pareja tiene que ver con su vida sexual, ya que estos afirman que tienen relaciones extramatrimoniales que son avaladas por cada uno.

Además, María Gabriela Isler no tiene reparo en mostrarse con otros hombres, mucho mayores que ella.

Esto ha hecho pensar a sus seguidores que la pareja no es fanática de ninguna religión, algo que fue desmentido por la modelo.

Por medio de sus redes sociales, María Gabriela Isler afirmó que Mauro Urquijo y ella pertenecen a una religión relacionada a la “masonería”.

“Hay mucha gente que nos preguntan que mi esposo y yo que religión tenemos, les digo que nosotros estamos en la masonería”, dijo la mujer trans, afirmando que “los masones es una religión a la cual muy pocas personas podrán entrar”.

Publicidad

María Gabriela Isler señaló que “la masonería es una religión en el cual hay muchas personas poderosas y influyentes económico en donde muy importante los ritos sexuales, la sexualidad es la máxima potencia”.

Sin embargo, sus seguidores y los de Mauro Urquijo quisieron saber mucho más del tema, a lo que esta respondió con el siguiente texto:

“Los masones y el Sexo. Uno de los secretos mejor guardados de los masones se relaciona íntimamente con los Rituales Sexuales de inicios de la primavera. En la remota antigüedad en Escuelas de Misterios se ponía de relieve las leyes principales y las verdades fundamentales que cada iniciado o iniciada, debía recorrer en algún momento de su camino iniciático; y esto incluía claro aspectos ritualísticos sexuales”.

Por último, María Gabriela Isler señaló que “la masonería, religión que comparte con Mauro Urquijo, puede ser comparada con la cienciología.

A pesar de su explicación, dicho personaje recibió varias burlas en redes sociales, ya que para pertenecer a este grupo o religión, supuestamente, hay que tener mucho dinero.