Según los dueños de la funeraria, las tres personas que posan junto al cuerpo sin vida de Diego Maradona no trabajaban allí.

Gran revuelo e indignación causaron las dos fotografías en las que se ve al exfutbolista en un ataúd, horas después de su muerte.

En principio, se creía que quienes posaban en las instantáneas eran empleados del lugar, aunque esto fue desmentido durante este viernes por sus propietarios.

Los dueños de la funeraria Pinier, en entrevista con el diario La Nación, afirmaron que los tres hombres no pertenecen a dicha empresa, ya que fueron contratados como terceros.

Estos tenían la labor de trasladar los elementos necesarios desde el negocio hasta ‘Casa Rosada’, en donde velaron a Maradona.

«No eran empleados nuestros. Los contratamos para llevar los materiales para la capilla ardiente, como los pedestales y atriles», afirmó uno de los dueños de la funeraria, que no fue identificado.

Publicidad

«El cuerpo lo preparamos entre tres de los cuatro hermanos que estamos en la empresa junto a mi papá. En ese interín que salimos de la sala velatoria para hablar con la policía para coordinar el traslado del cuerpo a Casa Rosada fue donde estas personas se sacaron las fotos. Fueron dos minutos donde estuvieron solos. Ocurrió en la sala en la calle Tres Arroyos«, contó al medio argentino.

En dichas declaraciones, el hombre afirmó que esto fue un golpe devastador para la familia, ya que su reputación se vio manchada por terceros.

«Cuando vimos las fotos nuestra reacción fue llorar, llorar y llorar. Mi hermano Diego, que es el dueño, está en su casa devastado. No sabemos qué hacer. Tenemos muy buena reputación porque somos muy educados y le dedicamos la vida a nuestro trabajo», aseguró.

Finalmente, el entrevistado aseguró que Diego Molina, uno de los que se tomó fotos con Maradona, y los otros dos personajes están desaparecidos.

«Es un boludo (…) se terminó cagando todo», afirmó el afectado quien asegura que desde ese momento los señalados apagaron los celulares.