Lisa Boothroyd es la mujer que comió por error pólvora en lugar de los dulces que acostumbraba a comer.

El terrible caso sucedió en Rugby, Warwickshire, en Inglaterra, a comienzos de este mes.

Al parecer, la distraída mujer confundió la caja de los dulces con el de la pólvora.

La sorpresa se la llevó Lisa Boothroyd cuando al morder un tote se le partió un diente.

Además, el estallido de la pólvora le ocasionó la quemadura de parte de una encía.

Los dulces Fun Snaps suelen estallar dentro de la boca, pero la víctima jamás imaginó que las pequeñas explosiones eran producto de la pólvora.

 

 

Foto: tomada de www.mirror.co.uk

 

Por fortuna, los vecinos de Lisa Boothroyd, que estaban en su casa, no le recibieron de esos “dulces”, sino el daño con la pólvora hubiera sido para varios.

La víctima de la pólvora tuvo que recurrir al médico que le recetó analgésicos para calmar el fuerte dolor que le produjo el estallido.

Publicidad

“Sentí que mi boca estaba en llamas por varias semanas, apenas podía comer o dormir”, expresó la mujer al diario Mirror de Reino Unido.

Lisa Boothroyd pidió a las personas revisar siempre qué van a comer y no confiarse solamente en las cajas, como le pasó a ella.