El cantante de música popular Jessi Uribe publicó en sus historias de Instagram varias imágenes que muestran que se tapó un tatuaje que tenía de su exesposa Sandra Barrios.

En su brazo derecho el intérprete de ‘Amor de amante’ tenía las primeras letras de los nombres de su expareja y sus hijos.

Sin embargo, el “San” desapareció y se convirtió en una enorme mancha negra. Ahora, en su brazo derecho solo tiene visible: “Je”, “Lu” y “Sh”.

Los seguidores de Jessi Uribe le recordaron que, aunque esconda los tatuajes de la madre de sus hijos, su historia con ella no se podrá borrar.

“Como si borrando el nombre borrara la historia que tuvo con ella”, “el pasado no se borra ni se esconde, simplemente se supera” y “la cura resultó peor que la enfermedad”, le escribieron a Jessi Uribe.

Este es el segundo tatuaje que el cantante tenía en honor a su exesposa, pues sobre su muñeca izquierda tenía un “Sandra” en letra cursiva.

No obstante, fue el primero que tapó también con una mancha negra.

Al parecer, Jessi Uribe quiere cerrar el capítulo vivido con Sandra Barrios y la mejor manera de hacerlo es no tener un solo recuerdo de ella en su cuerpo.

Actualmente, el cantante tiene una relación sentimental estable con su homóloga Paola Jara, con quien lleva aproximadamente un año.

De hecho, la cuarentena nacional por la pandemia les permitió convivir juntos en Medellín, afianzando más su relación de pareja.

Una vez se terminó la medida en el país, Paola Jara aprovechó para conocer las hijas y hermana de Jessi Uribe, con quienes, al parecer, se llevan muy bien.