Los dilemas sobre si los tapabocas son útiles o no por estos días, abundan. Pero un experimento demuestra los claros efectos de cómo una persona contagiada sin tapabocas puede infectar fácilmente a otra.

Se trata de una simulación que hizo Rich Davis, director del Clinical Microbiology Lab en el Providence Sacred Heart Medical Center, en Washington, Estados Unidos y que publicó a través de su cuenta de Twitter:

¿Qué hace un tapabocas? Bloquea las gotas respiratorias que salen de la boca y la garganta

En el tuit plantea dos demostraciones: la primera, estornuda, canta, habla y tosía hacia una placa de cultivo de agar con o sin tapabocas. Y se hace evidente en las colonias de bacterias dónde aterrizaron las gotas.

Twitter @richdavisphd

Así, se demuestra que el simple uso de tapabocas bloquea las gotículas en todas las situaciones.

Publicidad

Para el segundo caso, que evaluó exactamente el distanciamiento social. Para esta segunda demostración: el médico señala que dispuso de placas de cultivo de bacterias abiertas a 2 pies (600 metros), 4 pies (1,2 metros) y 6 pies de distancia (1,8 metros).

Luego, tosió fuertemente durante cerca de 15 segundos. Después, repitió el ejercicio pero esta vez sin el tapabocas y estos fueron los resultados:

Twitter @richdavisphd

Luego señala:

«Como se ve por el número de colonias de bacterias, las gotas aterrizaron principalmente en menos de 6 pies, pero un tapabocas los bloqueó a casi todos»

Así, se hace evidente que las personas que usan tapabocas están siendo precavidas en caso de ser asintomáticos, cuando se encuentran en contacto con otras personas.