La modelo y exparticipante de Miss Universe Colombia, Carolina Guerra, sufre las consecuencias de la violación a su intimidad.

Durante el pasado mes de noviembre de 2020, la mujer estuvo representando al departamento de Córdoba en el Reinado Nacional de Belleza.

Tras una participación aceptable, la también arquitecta siguió con sus proyectos laborales y personales, sin imaginar el drama que viviría a inicios del 2021.

El escándalo inició cuando a Carolina Guerra la contactaron para avisarle que unas fotos íntimas suyas se encontraban circulando en Internet, más exactamente en la página que ofrece contenido para adultos llamada OnlyFans.

Las instantáneas eróticas habrían sido tomadas durante una sesión fotográfica correspondiente a una campaña en la que la modelo era imagen.

Publicidad

Foto: Instagram Oficial

Al parecer, tras acabar con este trabajo, sus acompañantes decidieron tomar algunas fotos subidas de tono y sin su consentimiento, puesto que no eran parte del trabajo que estaba haciendo.

Sin embargo, uno de ellos habría decidido compartir las imágenes en dicha página para adultos, lo que ha traído varios problemas a su carrera.

Días difíciles

Dicha situación llevó a Carolina Guerra a pronunciarse en sus redes sociales sobre el tema, del que no descarta tomar acciones legales.

«Han sido días difíciles, pero esta experiencia tan amarga me ha abierto los ojos frente a los verdaderos amigos, las personas que solo están conmigo por conveniencia, me ha enseñado a no confiar en cualquiera», señaló.

Ante sus palabras, se cree que quien filtró las fotos de Carolina Guerra era un amigo cercano o alguien que pertenecía a su equipo de trabajo.

«Cada ser humano desde su privacidad puede hacer lo que quiera, lo triste es que deposites tu confianza en personas que la traicionen buscando obtener algún beneficio a cambio. Sé que muchas personas y sobre todo mujeres! han pasado por situaciones como la mía y cuento mi historia para servir de ejemplo y no confiar en la gente, pues lastimosamente muchos están en constante búsqueda de ¡ponerle zancadilla al otro!», finalizó.