Un empleado de una empresa de seguridad aprovechaba sus conocimientos para espiar y grabar a mujeres en todo tipo de situación.

Durante los últimos días se conoció un aterrador caso de violación a la intimidad en los Estados Unidos.

Las autoridades de Dallas, confirmaron la captura de un personaje quien trabajaba como técnico en instalación de cámaras de seguridad.

Telesforo Avilés, de 35 años de edad, confesó que durante más de cinco años, accedía a cámaras de seguridad para ver a mujeres que tenían relaciones sexuales.

El acusado, quien era empleado de la empresa ADT, aprovechaba su condición de técnico en instalación para acceder a cualquier cámara.

«Este acusado, encargado de salvaguardar los hogares de los clientes, en cambio se entrometió en sus momentos más íntimos», afirmó el fiscal federal interino Prerak Shah.

Publicidad

via GIPHY

Las autoridades estadounidenses calificaron esta violación criminal como «repugnante».

«Utilizó su puesto de trabajo para violar ilegalmente la privacidad de numerosas personas. El FBI trabaja con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para investigar a fondo todas las intrusiones cibernéticas y responsabilizar a los delincuentes por sus acciones», señaló Matthew J. DeSarn, agente especial del FBI.

Dicha entidad seguirá con las investigaciones para establecer si más personas tienen que ver con este delicado caso a la violación a la intimidad.

El acusado señaló que tenía acceso a las grabaciones a través de su correo, el cual agregaba a la configuración para ver el contenido de las cámaras.

Esto le permitía ver en tiempo real todo lo que registraban los aparatos, a los que solo podían tener acceso los dueños del hogar.

Además de esto, confesó que tenía un registro de las «clientes atractivas» para vigilarlas desnudas y verlas en encuentros sexuales.

Se estima que el sujeto, durante los cinco años en que realizó esta práctica ilegal, tuvo acceso a 200 cámaras en más de 9.600 veces.