Este fin de semana se dio el tan sonado concierto de los artistas de música popular Jessi Uribe y su novia Paola Jara, un evento que estuvo lleno de imprevistos y con el que sorprendieron a sus fieles seguidores.

El evento se llevó acabo por todo lo alto. Ni Paola Jara ni Jessi Uribe escatimaron en gastos, pues se notaba que todo el equipo, detrás de la polémica pareja, trabajó duro para que el concierto fuera un show virtual diferente a lo que ya se había visto.

Los artistas volvieron a ser tendencia en redes sociales, porque si bien, muchos disfrutaron de su presentación y valoraron el trabajo de toda la producción, hubo también quienes criticaron las fallas en la señal, entre otras cosas.

Otra de las sorpresas del evento fue cuando Jessi Uribe y Paola Jara estaban interpretando una versión ranchera de “Olvídame y pega la vuelta” del dúo Pimpinela en el que debían terminara actuando una pelea.

La cantante paisa se dejó llevar por la emoción y le dio una fuerte cachetada a su novio al finalizar la canción, que para ironía de muchos, habla de la experiencia de un hombre en abandonar a su mujer.

Aunque el acto estaba planeado, lo que no salió como esperaban era que el golpe de Paola iba a ser tan fuerte, al punto que Jessi paró el concierto y dijo que se tenía que sobar porque le había dolido.

En un momento Paola Jara le pregunta: “¿Es que está acostumbrado a que le den cachetadas” a lo que él responde que “sí”, mientras que la artista le dice: “´pero esta es la primera mía”, solo que Jessi la contradice “ me has dado varias”.