La hermosa modelo y presentadora Melina Ramírez estuvo por un tiempo alejada de su hijo Salvador, quien pasó un tiempo con su papá, Mateo Carvajal, pero ella aprovechó para organizar su trasteo.

Mateo Carvajal estuvo lejos de su hijo más de tres meses, debido al confinamiento estricto que había en todo Colombia, por lo que el deportista se mostró muy feliz al compartir una semana con su pequeño.

Este primero de julio, el niño volvió con Melina Ramírez, quien le había preparado una sorpresa. “Tenerte en mi vida ya es un motivo lo suficientemente especial. Mamá preparó un pícnic para recibirte y decirte lo mucho que te extrañó. Te amo, Salvador”, dijo la modelo.

Pero no solo fue el picnic, la presentadora e ‘influencer’ también se cambió de casa y así lo mostró en sus redes sociales, pero la foto que compartió en su Instagram molestó a muchos de sus seguidores.

La caleña publicó una fotografía en la que muestra cómo muchos de sus muebles y artefactos del hogar están completamente envueltos en un plástico azul para que no se dañen con el trasteo.

Las críticas le llovieron a la vallecaucana por no tener consciencia del medio ambiente, al usar una cantidad excesiva de plástico, uno de los principales contaminantes del planeta y que más años demora en degradarse.

“Qué montón de plástico! ¡Que ayuda al medio ambiente”, “Cuánto exceso de plástico 😭 sin necesidad! Más consciencia 🍃🌍” fueron algunos de los comentarios más destacados.

Luego de recibir cientos de críticas, Melina se vio en la necesidad de responderlas y aseguró que el plástico lo iba a reciclar y que el resto lo empacó en cajas.

«Tranquilos, el plástico se recicla obviamente… A las personas que critican, podrían preguntar primero, eso sí que contamina el mundo», respondió la presentadora.