Tras revelarse que Jhonier Leal fue el autor del crimen de Mauricio Leal y su madre, se revelaron varios testimonios que dejaron impactados a más de uno.

Luz Elena Bentacourt, expareja y madre de los hijos del estilista, fue una de las personas que entregó una declaración juramentada ante la Fiscalía, entidad encargada de resolver el doble homicidio que se presentó en el mes de noviembre.

La mujer fue una de las personas que se refirió a la relación que sostenían Mauricio Leal y Jhonier Leal, quienes fueron socios durante un buen tiempo ya que ambos tenían la misma profesión

“Tuvieron una relación muy linda, siempre se apoyaron mutuamente y se querían mucho (…) Mauricio fue demasiado especial con nosotros y Jhonier como hermano siempre quiso apoyarlo y acompañarlo en el tema de su salud, siempre lo llamaba poniéndose a su disposición en lo que Mauricio necesitara”, contó la mujer a las autoridades.

Tras esto, la exesposa de Jhonier Leal, siguió enfatizando en la buena relación de los hermanos, afirmando que recuerda pocas peleas entre ellos. Además, se refirió a los rumores en donde se aseguraba que su expareja le pedía constantemente dinero al fallecido estilista.

“Mauricio a Jhonier no le prestaba plata, preferíamos pedirles prestado a los bancos; nosotros no ocupábamos a Mauricio en esos temas”, contó la mujer, quien en el 2019 sufrió la quiebra de su negocio de peluquería junto al padre de sus hijos.

Intento de suicidio

Según lo dicho por Luz Elena Bentacourt en su declaración juramentada, Mauricio Leal habría intentado quitarse la vida en Cartagena, hecho del que tenía conocimiento Jhonier Leal. 

“Mi suegra (Marleny Hernández) nos contó una vez que Mauro intentó tirarse de un piso alto de un hotel en Cartagena y ella varias veces le comentó a Jhonier que tenía miedo por la vida de Mauricio porque él mantenía muy adolorido, y que decía que no aguantaba el dolor. Inclusive, en alguna ocasión, Mauricio le decía a la mamá que no cerrara la puerta de la habitación, que la dejara abierta porque se le pasaban pensamientos feos”.